5 consejos para niños en Internet y Redes Sociales

Ilustración: ©Coneklab

Consejos para los niños y adultos en el uso de las redes sociales

Solemos educar a nuestros hijos e hijas con una serie de normas básicas de seguridad frente a los peligros que se puedan encontrar en el día a día, sobre todo cuando empiezan a hacerse mayores y van soltando amarras. Crecen y tienen libertad para ir y venir sólos del colegio, salir con los amigos, hacer recados por el barrio… es parte del desarrollo de los niños y niñas, y les prevenimos con los clásicos consejos de toda la vida, los que nos dieron a nosotros ” pasa la carretera mirando, no hables con extraños en la calle, no digas a nadie dónde vives, o si te vas de vacaciones…”. Pero en internet y redes sociales, ¿qué hacemos?

Porque llega el cumpleaños, navidades, el fin de curso o la comunión, y reciben un teléfono móvil con acceso a internet de regalo, o empiezan a usar nuestra tablet o el portátil, con todas las ventajas que tiene para un niño el acceso a internet (que son muchas, y cada vez más), pero también con todos los peligros, y les dejamos abandonados a su suerte, libres para entrar en todas las páginas que deseen y que se inscriban en redes sociales, y no lo hacemos por desinterés, sino por desconocimiento del medio en el que se encuentran. Acostumbrados como estamos a vivir en la calle, se nos hace difícil ver los peligros del mundo digital.

5 normas básicas que debemos inculcar a los niños en el uso de internet y redes sociales

  1. Nunca des tus datos personales a un desconocido.
  2. No aceptes a extraños como amigos o dentro de tu círculo de amistades.No sabemos detrás de esos perfiles quién está, y sobre todo, no sabemos sus intenciones.
  3. Configura bien la privacidad de tu red social para que sólo tus amigos puedan ver lo que publicas.
  4. Controla si alguien te etiqueta. No permitas por defecto que etiqueten tus fotos.
  5. No escribas enfadado, piensa siempre antes de escribir. Internet no tiene los matices del cara a cara, y es fácil ser malinterpretado.

Y por último, ten en cuenta que todo lo que se sube a internet escapa de nuestro control, si alguien lo comparte, si se publica en un blog, ahí estará, para siempre, y poco se puede hacer para que no aparezca. Aplica siempre esta regla antes de compartir algo personal:

Nunca subas algo a internet que no te gustaría que vea tu abuela. 

Por Xabier Albizu