Coneklab en Gestiona Radio Euskadi

GestionaRadio_euskadi_sin_url1-300x83

 

 Claves para ser un buen profesional hoy

Coneklab va a colaborar con Gestiona Radio  en su programa En Positivo. Los lunes, a las 20:30, con Rafa Martinez Landa, en la 100.4 de FM.

Ayer hablamos sobre las Claves para ser un buen profesional hoy

El mundo ha cambiado radicalmente en los últimos años y más concretamente, desde 2008, pero ¿que estamos haciendo para adaptarnos a esos cambios? Parece que poco. Nuestros comportamientos y actitudes siguen siendo las mismos y, lo que es más grave, la Universidad y los centros que se ocupan de la formación de los futuros profesionales parecen no haberse enterado.

Durante el último siglo la sociedad occidental ha estado dominada por una forma de pensar y un enfoque de vida profundamente analítica. Ha sido la era de los gestores del conocimiento y del que era diestro en algo. Y seguimos en este enfoque. Seguimos formando gente con unos conocimientos técnicos muy buenos, pero ojo estos conocimientos, hoy en día, están al alcance de cualquier persona y sin embargo las capacidades, las competencias y habilidades que marcan la diferencia entre los profesionales, siguen sin tener un espacio dentro de nuestros centros universitarios.

El Instituto Carnegie, hizo un estudio siguiendo a 10.000 personas que habían acabado la carrera. Al cabo de unos años, la diferencia salarial entre los que tenían mejor capacidad intelectual y los peores era de 1.800 dólares, en cambio la diferencia entre los que estaban mejor clasificados en virtudes relacionadas con el carácter era de 11.000 dólares.

A la postre, factores como el esfuerzo o la voluntad, la capacidad de escuchar y saber conversar o el optimismo son mucho más determinantes del éxito de una persona que los conocimientos técnicos. En cualquier encuesta a directivos o empresarios en la que se pregunta su opinión sobre las habilidades importantes que se necesitan en el desarrollo profesional aparecen el trabajo en equipo, la comunicación, la adaptación, al cambio, etc. Por eso cualquier directivo a la hora de elegir un profesional para que trabaje con él, indagará mucho más en la actitud que demuestra el candidato que en su nivel de matemáticas.

No conozco procesos de selección de personal donde te examinen de tus conocimientos técnicos. No conozco ninguna persona que haya sido despedida de un trabajo porque no tenía conocimientos para sacarlo adelante. En cambio, sí se de muchos fracasos motivados porque la persona carecía de valores como la empatía, el respeto o saber comunicar. Sí se de muchos equipos que han fracasado por la ausencia de liderazgo y de la falta de capacidad de interactuar de sus miembros.

Es evidente que las empresas, la sociedad, demandan personas con “algo más” que la formación académica. Pero cuando analizamos la realidad de nuestra empresas y de la universidad nos damos cuenta que se dedican muy pocos esfuerzos a lograr que las personas adquieran o mejoren aquellos aspectos de su personalidad relacionados con el liderazgo.

Parece que estos factores tienen que venir de serie en las personas, pero esto no es así, la gran noticia es que un gran porcentaje depende de nosotros mismos y que si tenemos determinación podemos mejorar.

Hoy en día la única seguridad que tienen las empresas, y las personas, es su capacidad de mejorar y de adaptarse de forma continua. Hace unos años tenías un “Master” (MBA) y casi te garantizaba el éxito, esto se ha acabado. Los que sigan esperando que la crisis pase, los que sigan confiando que la reacción aparecerá cuando lleguen tiempos mejores se van a llevar una gran sorpresa.

En lugar de hablar de la crisis, deberíamos hacernos preguntas. Por ejemplo. ¿Lo que yo hago/mi empresa puede hacerse más barato y bien por otra persona o en otro país? ¿Puede hacerlo un ordenador? ¿Lo que yo hago se demanda o se demandará en el futuro?

Si tu respuesta para las dos primeras es si y para la tercera es no, amigo, tienes un problema.

La gente no solo demanda productos o servicios de calidad y buen precio, eso solo te da la posibilidad de acceso. Hoy en día la gente pide, sensaciones, experiencias, en lugar de gente que únicamente tiene conocimientos técnicos, las empresas deben incorporar personas que sean capaces de transmitir eso, bien con el diseño, con la forma de contar las cosas o actuando sobre las emociones y esto se sigue sin trabajar en nuestras universidades.

2034 comentarios

Los comentarios están desactivados.