Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla, y un huerto claro donde madura el limonero. Menuda suerte tenía Antonio Machado. Mi casa no tenía limonero, y el patio era el del colegio donde jugaba a los iturris con Alex, Jon, David, Goiko, Martitegi….esos son los recuerdos de mi infancia.

La Vizcaína S.A”. es la responsable de dar nombre a este juego infantil, uno de los más populares de antaño, a excepción del futbol callejero. Antes de la popularización de las Nintendo, los “Iturris”, o “txapas” que se jugaban en dos variantes, la futbolera” o la “carrera ciclista” ocupaban parte de nuestro tiempo de ocio. El juego consistía en pintar un recorrido en el suelo con tiza y con la ayuda de golpes con el dedo hacer llegar a la corona o chapa de una gaseosa a una meta trazada al final del recorrido. En la versión futbolera se jugaba a modo de futbolín, intentando meter gol con una canica que hacía de balón (servía cualquier cosa que mínimamente rodase) en la portería contraria.

El nombre del juego, jugar a Iturris se popularizó de este modo en Bilbao y en Bizkaia a raíz de los productos comercializados por dicha empresa, gaseosas y bebidas refrescantes.

La Vizcaína S.A. fue fundada por un grupo de empresarios de hostelería locales en el barrio de Rekalde de Bilbao en 1907, junto al arroyo de Iturrigorri, del cual manaban unas aguas ferruginosas.  Aunque su producto más conocido sea la gaseosa, La Vizcaína elaboró también otras bebidas refrescantes de distintos sabores, como naranja, chocolate, ginger-ale…. También fabricaba distintos tipos de cerveza Pilsen (Dorada) y una cerveza negra tipo Munich. 

Sala de embotellado de la Vizcaína S.A, hacia 1913

El nombre del arroyo acabó dando nombre a uno de sus productos más populares, la gaseosa, que se comercializaba con el nombre de “Iturri-gorri”. La empresa fue a su vez una de las primeras fabricantes de bebidas en España en emplear el tapón de corona, tan popular hoy en día, y en 1932 empezó a imprimir el nombre de Iturrigorri en los mismos. De ahí que rápidamente los mismos pasaran a conocerse entre los niños con el nombre de “iturris”.

Otros productos comercializados por “La Vizcaína”

Desde las instalaciones de la empresa salían asimismo botellas de Coca-Cola, ya que  fue una de las primeras plantas embotelladoras en España, empezando su producción en 1928, para posteriormente encargarse también de la fabricación de su competencia, Pepsi Cola. En 1955 introdujeron otro producto en el mercado con bastante éxito, la gaseosa “La Jirafa”, en envase de un litro y destinada al consumo familiar.

Etiqueta de gaseosas Iturrigorri

A partir de los años 70, con la aparición en el mercado de otras marcas de refrescos de ámbito nacional e internacional, las gaseosas y refrescos locales vieron reducidas sus ventas. También los gustos estaban cambiando.  La empresa acabó cerrando las puertas de su fábrica en Bilbao en 1991.


Fuentes:

bilbaopedia.info

cervezabilbao.blogspot.com