En el año 1947 el ingeniero y expiloto Luis Bejarano Murga fundó en Lutxana (Barakaldo) la primera empresa de España en fabricar motocicletas en serie. A la misma le puso el nombre de LUBE, iniciales de su nombre y apellidos. Luis contaba con una gran experiencia tras trabajar durante 30 años en la empresa Douglas de Bristol, con la que intentó llegar a un acuerdo para fabricar sus motos bajo licencia. Pero este acuerdo quedó en nada, tras la quiebra de la empresa inglesa, por lo que Bejarano Murga tuvo que poner en marcha el proyecto sin contar con el apoyo de Douglas.

Cartel con el logotipo de la empresa y una de sus motocicletas. Diseño: ©Coneklab

Acabada la Segunda Guerra Mundial, negoció con la alemana NSU (que posteriormente se convertiría en AUDI) para el suministro de componentes, y tras finalizar este acuerdo, la misma LUBE diseño y fabricó sus propios componentes en su fábrica de Lutxana. 

En los años 60, tras un periodo de éxitos en la fabricación y venta de sus motocicletas, la crisis económica del sector, y la aparición de competidores nacionales y extranjeros llevaron a la empresa a ponerse en una situación financiera complicada, y al cierre definitivo de sus instalaciones en 1967.

Afortunadamente el interés de los aficionados a las motos clásicas por esta marca permite ver todavía circulando algunas de estas maravillas por las carreteras.