¿Puede la propia empresa, su cultura, favorecer o matar la innovación?

Cuando nos quejamos de que en las empresas no se innova, debiéramos pararnos a analizar su cultura. En muchas organizaciones se trata de ocultar los errores para que “los de arriba” no se enteren, y estos, permanecen en su burbuja aislados de la realidad pensando que todo va estupendamente.

Las actitudes de esta tipo de jefes o dueños matan la innovación al no permitir el error. ¿Quien va a decir algo si los despidos están a la orden del día? ¿si cuando surge un problema se va a por el mensajero?.